Si hackean tu cuenta de alguna de tus redes sociales puedes tener un problema importante. Toda la información que almacenamos en las redes sociales, los likes, las fotografías, las opiniones que escribimos, los artículos que compartimos, las ubicaciones que añadimos, son una especie de diario personal, un valioso Big Data capaz de dibujar un ADN de nuestra vida. Esta información permite que se nos ofrezca publicidad personalizada, ofertas de trabajo a medida o, en definitiva, soluciones adaptadas a cualquier ámbito de nuestra vida. Pero hay otra cara de la moneda en redes sociales: la información cobra un importantísimo valor si cae en manos de los hackers. Todo lo que compartimos en nuestras redes sociales como por ejemplo Facebook, Instagram, Twitter o Youtube, son jugosos cebos para los ciberdelincuentes, que secuestran cuentas y planifican ataques con el objetivo de obtener un rédito económico a cambio de rescates. Por éste motivo es tan importante tomar precauciones, para que nadie pueda secuestrar las cuentas de nuestras redes sociales y tomar el control para solicitarnos un rescate a cambio.

Pero, ¿cómo puedes saber si tus cuentas en redes sociales han sido hackeadas?

Si en alguna de tus cuentas encuentras publicaciones que tu no has realizado, mensajes que tu no has enviado, actualizaciones que no son tuyas, es que alguien ha hackeado tus redes sociales.

Pero la cosa puede ser aún más grave: en el peor de los casos, el hacker puede haber cambiado la información de entrada de tu cuenta con lo que te impide el acceso a ella. En cualquier de los dos casos, debes actuar lo más rápido posible para proteger tu información y recuperar tu cuenta.

¿Cómo actuar si te han hackeado una de tus cuentas?

Panda Security nos recomienda que, si han conseguido entrar en tus cuentas de redes sociales:

  • No cedas a ningún chantaje ni abones ningún rescate, bajo ningún concepto. Si lo haces, puede ser el inicio de un chantaje cada vez mayor por parte de los ciberdelincuentes.
  • Denúncialo a la Policía: es fundamental poner el caso en conocimiento de las autoridades. Los hackers utilizaran tus fotos, videos e conversaciones privadas para chantajearte o suplantar tu identidad, y esto es un delito.
  • Cambia todas las contraseñas, incluida la de tu correo electrónico.
  • Si no tienes acceso a tu cuenta porque te la han hackeado, repórtalo a la red social en cuestión (Facebook, Instagram, Youtube…), ellos te informaran sobre cómo hacerlo para recuperarla. Solo debes seguir los pasos que te indique la herramienta en cuestión, la cual tratará de validar tu identidad como dueño de tu cuenta y te la restablecerá.

 

Y ¿Cómo puedes prevenir que te hackeen tus cuentas?

  1. Protege tu ordenador o dispositivo con un buen antivirus, que vigile el correcto funcionamiento de los programas y aplicaciones de tu ordenador, móvil o tableta.
  2. Cambia de forma periódica las contraseñas. Es recomendable tener distintas claves para las distintas redes sociales, de ésta manera, si hackean una cuenta, tendrás la seguridad de que las otras están protegidas. Utiliza contraseñas largas y complejas, que contengan caracteres especiales, mayúsculas y minúsculas, números y símbolos.
  3. No compartas tus claves de acceso con nadie.
  4. No dejes tus sesiones abiertas, especialmente cuando uses equipos compartidos o de uso público. Utiliza el modo de navegación anónimo y recuerda vaciar el caché y el historial cuando termines.
  5. Revisa y controla la configuración de privacidad de tus redes sociales: no se trata de no existir digitalmente, hoy en día es imposible evitar dejar huella en internet, de lo que se trata de compartir los contenidos de forma segura. Haz chequeos de seguridad paulatinos en tus redes.
  6. No hagas clic en enlaces extraños, aunque sean cosas que te manden tus amigos. Notifica a la persona que te lo ha enviado si ves algo sospechoso.
  7. No descargues aplicaciones de las cuales no conozcas su procedencia.
  8. Si descubres una estafa o scam, repórtala para que sea bloqueada.
  9. No aceptes solicitudes de personas extrañas.
  10. Realiza backups de tus redes sociales, es decir, crea copias de seguridad. Hazlo de forma periódica, para volver a la normalidad en el caso de que sufras algún hackeos.

 

En resumen: en las redes sociales compartimos y almacenamos un grandioso volumen de información de carácter personal y privado que se puede convertir en una arma poderosísima para los ciberdelinquentes. Sus objetivos son claros: recopilar información para venderla a empresas de publicidad, crear falsas opiniones y, en el peor de los casos, usar la información privada para hacer chantajes y sacar réditos económicos a cambio. Por éste motivo es tan importante que los usuarios de redes sociales tengamos los antivirus actualizados, revisemos a fondo las opciones de privacidad de nuestras cuentas y actuemos de forma rápida si sufrimos algún ataque.

Related Post